Pulsera de actividad para combatir el Parkirson

No paran de salir a la luz creaciones tecnológicos en el ámbito de la salud. Lo último se trata de un invento de la mano de dos estudiantes de la Universidad de Pensilvania que han desarrollado una pulsera de actividad que estudia y registra los temblores de personas que padecen la enfermedad del Parkinson.

parkinson-pulsera-actividad

¿Para qué una pulsera para el Parkinson?

La idea es que haciendo un seguimiento de los temblores (su intensidad, duración…) los médicos y terapeutas pueden personalizar el tratamiento que debe llevar a cabo el paciente para mejorar su calidad de vida.

Por ello, la pulsera toma los datos en tiempo real y los guarda en el dispositivo. Como ocurre con otros wearables, éstos datos pueden extraerse y comprobarse a través de la aplicación móvil desarrollado junto a la pulsera.

Los estudiantes, creadores de la pulsera, siguen desarrollando el proyecto a través de la empresa XEED. Dado que aún no han conseguido los permisos necesarios para ser una herramienta sanitaria, aún no está a la venta, pero se les puede seguir la pista en la web de la compañía.

Sólo en España, se calcula que la enfermedad de Parkison la sufren más de 150.000 personas, pero se estima que cerca de 30.000 afectados estén aún sin diagnosticar. Sin duda, este tipo de avances tecnológicos son una buena noticia y una esperanza para esta enfermedad.

¿Cómo mide una pulsera de actividad las calorías quemadas?

Esta es la pregunta del millón, la que muchas personas formulan cuando se plantean comprar o no un monitor de actividad. Si estás en ese momento, párate a leer esto y saca tus propias conclusiones.

Sobre este tema, dí algunas pinceladas en el post ¿Es útil contar calorías?, algo que te recomiendo leer antes de seguir, solo para que entiendas cómo se calculaba nuestro consumo de energía antes de que existiera esta tecnología al alcance de todos.

control calorias monitor actividad

Lo que debes saber antes

Ahora bien, hay ciertas ideas que conviene refrescar y son:

  • No quemas las mismas calorías cuando sales a dar paseo, que cuando corres detrás del autobús, que cuando te metes en una clase de body pump.
  • Tu cuerpo no procesa igual la comida de un restaurante hindú donde todo pica, que un plato de pasta con boloñesa.
  • Que tu trabajo sea sentado, de pie, que levantes cajas en tu jornada laboral o que solo levantes un bolígrafo en ocho horas también son factores a tener en cuenta.
  • Tu estado físico y morfología intervienen en el consumo de energía que requiere tu cuerpo: a más músculo más necesidades energéticas.

La mayoría de las pulseras de actividad están dirigidas a personas sendentarias o cuya principal actividad diaria no es el deporte. ¿Por qué? Pues porque ofrecen datos básicos y estimados sobre la actividad que realizamos: pasos que damos, escaleras que subimos, horas que dormimos, tiempo que estamos sentados o inactivos…

como miden calorias pulseras actividad

Esto NO significa que estos gadgets no merezcan la pena para una persona que realiza una hora de deporte a diario o se prepara para carreras populares. Significa que muchas ofrecen información básica, pero por suerte tenemos una gran variedad de monitores inteligentes que van más allá y te arrojan más datos sobre ti. Por eso debes tener una cosa clara:

A más información te pida tu pulsera de actividad, más preciso serán los datos que arroja.

Como decía, los datos siempre serán estimados. Por el momento no se ha inventado ninguna tecnología que podamos llevar encima (wearable) que lance datos exactos sobre nosotros.

Por eso no podemos limitarnos a contar calorías consumidas por la comida y restarlo con las calorías gastadas a lo largo del día para bajar de peso. Hacer ese ejercicio de resta, solo nos ayudará a hacernos una idea de si estamos consumiendo más energía de la que gastamos, o en otras palabras, comiendo más de lo necesario.

Pero probablemente no lograremos el objetivo de perder peso con solo hacer eso. Y mucho menos, llegaremos a tener un estilo de vida saludable y sostenido en el tiempo.

Algoritmos, los cálculos que hay detrás de las pulseras deportivas

Para quien no lo sepa, un algoritmo soluciona un problema por medio de un conjunto de operaciones matemáticas. Prácticamente toda nuestra tecnología funciona a través de algoritmos, como el propio buscador, Google.

Las empresas que fabrican monitores de actividad y hardware en general destinado al consumo, contrata a sus ingenieros para que generen algoritmos que den respuesta a preguntas como: ¿Cuántas calorías he gastado? ¿Cuántos pasos llevo? ¿Cómo he dormido anoche? ¿Durante cuánto tiempo he tenido un sueño reparador?

Para validar sus propias fórmulas, una vez desarrollado el dispositivo, lo validan probándolo con otros gadgets y comparando los datos. Hecho esto, lo ajustan hasta que los datos coinciden y obtienen una pulsera con un algoritmo válido.

Sin embargo, muchas veces nos encontramos con pulseras que, a pesar de estar equipados con las mismas funciones, arrojan datos bastante diferentes entre sí. No es sencillo saber cuál está más cerca de la realidad.

Hay fabricantes que no generan sus propios algoritmos, sino que aplican fórmulas estándares (como la explicada en el post de si es útil contar calorías) u otras que están validadas clínicamente. En una entrevista de eldiario.es a Antonio Martínez, responsable del Laboratorio Análisis y Cuantificación del Comportamiento Humano del instituto ITACA, en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) afirma que:

“Hay ecuaciones muy extendidas en la literatura científica que consideran el género, la edad y la intensidad de la actividad deportiva para aproximar el cálculo de kilocalorías gastadas”

Después, para hacer una estimación de la intensidad de la actividad, algunas pulseras incorporan un acelerómetro que mide la distancia recorrida y el tiempo, como la Polar A360.

El siguiente paso que dan algunos monitores inteligentes es tomar en cuenta en su algoritmo variables como la temperatura ambiente o el tipo de ejercicio que realizas para hacer una estimación más exacta de las calorías que has gastado. Si hace una temperatura extrema (de mucho frío o mucho calor) gastarás más energía por los esfuerzos que supone para tu cuerpo regular la temperatura interna.

Lo cierto es que ninguna pulsera de actividad será (por el momento) tan fiable como un estudio clínico, eso sí, será mucho más barata y probablemente te rendirá más.

Pero el objetivo no es obtener datos exactos sobre nuestra actividad diaria, sino una estimación que nos permita ajustar ciertos hábitos que repercuten a nuestra salud para encaminarnos hacia una vida más óptima y saludable.

Y, ya te puedo adelantar que estos parámetros siempre tendrán que ver con moverse más, dormir mejor y alimentarnos de forma más eficiente.

¿Es útil contar calorías?

Las calorías han sido la obsesión de nuestros tiempos y especialmente, de los últimos años. Y no es de extrañar ya que el sobrepeso y la obesidad están colmando las estadísticas y ya se habla en términos de pandemia en los países desarrollados. Como siempre, la vocación tecnológica busca soluciones a los principales desafíos y uno de ellos es cómo mejorar nuestra salud a golpe de gadget.

Hay mucha controversia respecto a la información que nos arrojan ciertos gadgets como los monitores de actividad o las pulseras cuantificadoras. ¿Son fiables las calorías que dicen que hemos quemado? ¿Hasta qué punto contar calorías y medir la energía que consumimos merece la pena?

contar calorias

Tu cuerpo gasta energía de forma distinta al de tu vecino

Hay una cosa que debes tener clara si te propones empezar a contar calorías y es que hay muchas variables que se deben tener en cuenta a la hora de contar calorías. Variables como el peso, la edad, la altura; pero también otros datos que la mayoría desconocemos como el metabolismo basal (energía que gasta tu cuerpo para mantener las funciones vitales), la intensidad de la actividad física que realizamos (no es lo mismo caminar, que correr, que una clase de crossfit) e incluso los tipos de alimentos que consumimos (hay alimentos que inducen a un incremento del metabolismo y por tanto, mayor gasto de energía).

Como es lógico, la mayoría de las pulseras de actividad y medidores de energía no tienen en cuenta muchos de estos parámetros por el simple hecho de que algunos, difícilmente se pueden medir de forma exacta. Por ejemplo, para saber cuánto cuánta energía necesita tu metabolismo basal hay una serie de fórmulas que te arrojan una estimación.

Una de las fórmulas más conocidas y la más utilizada es la de Harris-Benedict. Con ella podrás calcular sobre el papel la energía que necesita tu cuerpo a diario sin contar la actividad física (deporte) que realices:

harris benedict

Normalmente, este cálculo lo realiza una buena parte de los monitores inteligentes que tenemos en el mercado. Con meter los datos de esas, altura, peso y nuestro género, la aplicación arroja una estimación similar a la de la fórmula. Pero recordemos que se trata de una aproximación y que en ningún caso, será exacto, siendo el margen de error mayor o menor en función de cómo mediamos otros factores como el deporte que realizamos al día o si nuestro trabajo es sedentario, o por el contrario, bastante activo.

La mejor estrategia para un estilo de vida saludable

Dicho esto, limitarnos a contar calorías puede ser un error. Ya no solo por el hecho de que no estamos trabajando con números de forma precisa, sino que además. hoy en día estamos ante una “guerra” de productos que luchan en el mercado por venderse como “los más light”, “los más saludables”, “los más ricos y que menos engonrdan…” etc, etc… Pero nada de esto le importa a tu cuerpo, las calorías son tan solo una forma de medir la energía. Nada más.

Lo que de verdad le importa es que le aportes nutrientes. Son la gasolina para que funciones. De nada sirve consumir muy pocas calorías de algo que no te aporta prácticamente ningún nutriente si tu objetivo es perder peso y mucho menos aumentar tus músculos.

Los alimentos ricos en nutrientes los encontramos en prácticamente cualquier comida que no venga empaquetada y no sea procesada. Ejemplos: frutas, verduras, vegetales, frutos secos, pescado, carne, semillas, cereales, arroz, pasta, hortalizas, lácteos como la leche entera (sin añadidos) o los quesos…

Lo que no te aportará nutrientes son las galletas (no importa cuáles, ninguna te aporta nada), las bebidas carbonatadas, las patatas fritas de bolsa, las golosinas, pasteles, cereales industriales de esos que son para desayunar, los zumos envasados…

Cuando empiezas a consumir alimentos en vez de productos, compruebas a corto plazo resultados. Sientes mayor saciedad al acabar de comer, más energía, menos ansiedad y ganas de “picar” entre horas; y a largo plazo verás cómo repercute de forma positiva en tu peso.

Conclusión, ¿contar calorías sí o no?

Los datos que ofrecen las pulseras de actividad sobre contar calorías resultan interesantes para personas sedentarias. Para que se den cuenta de que se mueven poco, por mucho que caminen 15 minutos hasta el trabajo. Pasar 8 horas sentado delante del ordenador lo contrarrestan. Moverse es importante, ya que incluso comiendo alimentos saludables, sino nos movemos, nuestro cuerpo no termina de eliminar toxinas, de repasar los tejidos y de liberar hormonas que nos hacen sentirnos mejor.

Contar calorías esta bien, pero hay que ir más allá si queremos vivir mucho tiempo y sobre todo, si todo ese tiempo se traduce en calidad de vida y no en enfermedades y achaques.

Top 3 Pulseras más vendidas

pulseras mas vendidas

En el futuro será muy fácil conocer nuestro estado físico y la salud con tan solo un vistazo. Hoy en día la tecnología pretende acercarnos a ese futuro mediante las pulseras inteligentes y la verdad es que hay cientos de ellas en tiendas tanto físicas como online.

Tenemos un gran abanico donde elegir de marcas conocidas que han lanzado su propia versión, otras marcas nuevas y otras que se están abriendo paso a golpe de ofrecer una buena calidad/precio. En esta lista conocerás las 3 más vendidas de lo que vamos de 2016.

¿Y por qué solo 3? Porque las marcas que han sacado su cuantificador son infinitas. Está estudiado que para tomar una decisión, necesitamos reducir al máximo el número de opciones. Si quieres saber cuáles son las marcas que triunfan entre los consumidores, atento a esta lista:

  • Diggro l5 Plus. No es una marca conocida, pero se ha ganado este primer puesto a base de ofrecer todas las funcionalidades de una pulsera de actividad al mejor precio. Controla el sueño, nos despierta con una suave vibración, cuenta pasos y calorías, monitoriza distancia y tiempo de la actividad. Puedes ver todos esos datos por la pantalla OLED que lleva incorporada y sincronizar estos datos con el smartphone tras 7 días gracias a la memoria de la pulsera. La duración de la batería es de una semana. ¿Alguna pega? Sí, que no mide la frecuencia cardíaca.
  • Fitbit Charge HR. La marca californiana es conocida por haber sido pionera en la fabricación de pulseras inteligentes, por los que no es de extrañar que ocupe un puesto top a pesar de su elevado precio que está justificado por la gran cantidad de funciones que tiene. Entre ellas: la monotorización del sueño, cuenta pasos, dispone de altímetro e identifica las llamadas del teléfono móvil. También mide la frecuencia cardíaca, el tiempo, distancia y ritmo de carrera lo que la hace ideal para deportistas corredores o de otras disciplinas.
  • Xiaomi Mi band S1. El precio más competitivo de las pulseras de actividad lo tiene la marca china Xiaomi. El modelo Mi Band S1 es su última apuesta que dispone no solo de las funciones típicas de control de la actividad física, contar calorías y la calidad del descanso, sino que además, dispone de sensor de frecuencia cardíaca, notificaciones y desbloqueo del teléfono móvil desde la pulsera. No tiene pantalla por lo que toda la información se realiza por sus luces LED y su motor de vibración.

¿Qué te parecen estas opciones? Si pinchas en el enlace de cada una, encontrarás una análisis de estas pulseras de actividad y sabrás dónde puedes comprarlas al mejor precio 😉

Mi primera pulsera inteligente, ¿Cuál es la mejor opción?

funciones-basicas

Empezar a cuidarse no debe ser difícil ni suponer una gran inversión. En este apartado encontrarás una guía de compra, pero de entrada te recomendamos que si nunca has tenido un cuantificador en tu muñeca, tengas en cuenta estos dos aspectos:

Parámetros de salud básicos

Los siguientes valores son los que podemos encontrar en la mayoría de pulseras, pero no está demás saber lo que pueden hacer por ti y tener claro la cantidad de datos que nos pueden ofrecer sobre nosotros mismos. También debes tener en cuenta que hay pulseras de actividad que obtienen los siguientes datos de forma más o menos precisa, no todas ellas aciertas o son muy fiables. Ten claro qué quieres saber de tu cuerpo para elegir la mejor:

  • Control y calidad del sueño: te sorprenderá mucho saber cómo duermes ¿cuántas horas han resultado ser un sueño reparador? A eso contestará tu próxima pulsera de actividad.
  • Pasos que das a lo largo del día y calorías quemadas: para quienes empiezan a cuidarse pasear es una actividad a tener en cuenta para aumentar la actividad diaria y empezar a quemar calorías de forma progresiva.
  • Cuánto tiempo estás inactivo: otro aspecto que no deja de sorprender, sobre todo, si trabajas sentado. Hay pulseras inteligentes que te avisan por vibración cuando ya has pasado demasiado tiempo inactivo y necesitas bajar a darte una vuelta.

Precio

Por lo general, la mayoría de las pulseras cuantificadoras las podemos encontrar por menos de 200€ y es que a partir de ese precio, pasamos al siguiente nivel que es el de los smartwatch o relojes inteligentes que disponen de funcionalidades más específicas para deportistas (como el GPS, de ahí su precio).

Si vas a comprar tu primera pulsera inteligente te recomendamos que mires una por debajo de los 100€, de esta manera no arriesgarás mucho en tu primera inversión y sabrás si este tipo de dispositivos son realmente para ti.

Con estos parámetros en la mano, hemos elegido los tres cuantificadores que mejor se pueden ajustar a lo que será tu primera pulsera de actividad:

  1. Xiaomi Mi Band S1: la marca china ofrece un dispositivo completo por menos de 50€, ideal si tienes un presupuesto ajustado y no quieres renunciar a las mejores prestaciones.
  2. Polar Loop 2: la marca polar siempre es garantía de buena calidad. A diferencia de la Xiaomi disponemos de una pantalla que nos ofrece los datos por menos de 100€.
  3. Fitbit Flex: por menos de 100€ tenemos una pulsera de una marca puntera en esta tecnología. Se trata de la versión anterior al Fitbit Charge HR por lo que no dispone de pantalla sino de luces LED.

¿Vale la pena comprar una pulsera de actividad?

Algo pasa con la gente que, no solo le ha dado por levantarse temprano para correr, sino que ahora cuelgan de sus muñecas aparatejos que iluminan sus lucecitas y vibran de forma arbitraria para decirles cosas.

Lo mismo estás leyendo esto porque crees que las pulseras de actividad no son lo tuyo, pero encaja más con ese amigo amante de la tecnología que es capaz de comprarse todo lo que tenga un chip integrado, ¿verdad?

A pesar de que soy una amante de la tecnología desde que tengo uso de razón y fui periodista especializada en este campo, cuando salieron las pulseras de actividad renegué mucho de ellas.

Allá por el año 2012 los monitores de actividad que habían el mercado a penas podían más o menos bien una cosa: contar pasos. En función de ese conteo te daba un dato que era lo que podía resultar más interesante: las calorías quemadas.

Y yo me preguntaba para qué necesitaba contar los pasos que daba al término del día si ni siquiera me contaba cuando salía a nadar o cuando me subía en la bicicleta, que era cuando supuestamente quemaba más calorías.

giphy

Como ves, las pulseras inteligentes de la época no eran tan inteligentes como las de ahora y encima su precio era el mismo que las que podemos encontrar hoy en día. No tenía mucho sentido comprarse una, ya que al poco tiempo se te iba toda la ilusión de tener un aparatejo que controlaba tus pasos (nunca mejor dicho) y incluso podía quedarse más que corta si hacías deporte a diario.

giphy (2)

5 motivos para comprar una pulsera de actividad ahora mismo

Para que los monitores de actividad se popularizaran más han tenido que pasar más años y han tenido que equiparse de mayores avances tecnológicos.

Cualquiera que tenga un teléfono inteligente y cargue con él durante todo el día podrá controlar los pasos que da e incluso las escaleras que sube y baja durante todo el día. Los smartphones ya están equipados de estas funcionalidades y la mayoría de ellos, nos viene con una aplicación de salud de serie para cubrir esa necesidad que tiene el usuario de conocer sus hábitos de salud diarios.

Por eso las pulseras de actividad (las mejores y más avanzadas) han dado un paso más y ya no solo miden los pasos y las calorías, sino que también son capaces de medir la actividad del sueño, controlar latidos del corazón (ej: Fitbit Charge HR) y señalarnos en qué franja de latidos movernos para perder peso o aumentar el rendimiento deportivo (ej: Polar Loop 2) y distinguir entre una actividad suave e intensa. También las hay las que miden la actividad en una piscina (ej: Misfit); las que te avisan que te debes mover después de un largo periodo de inactividad (ej: Fitbit Alta).

giphy (4)

Sin embargo, para hablar de las funcionalidades que podemos encontrar en cada pulsera de actividad tenemos la infinidad de webs de tecnología y algunas como ésta, especializada en las pulseras de actividad; te quiero hablar de mis motivos por los que comprar y usar a diario una pulsera inteligente para despejarte dudas a la pregunta: ¿me será útil una pulsera de actividad?

  1. ¿Estoy descansando lo suficiente? ¿Estoy durmiendo muchas horas, pero mal? Creo que no hay nada más sorprende que saber que, a pesar de dormir 9 horas (en el mejor de los días), tu sueño reparador es de menos de una hora. Tener una pulsera de actividad me ha ayudado a controlar bien el momento de irse a la cama, a saber que duermo peor los días en los que duermo con la televisión encendida o me voy a la cama después de las doce.
  2. Despertares más placenteros. ¿Hay algo que odie más que el sonido del despertador? Personalmente siempre he buscado sonidos muy suaves para tener despertares más tranquilos y agradables, pero cuando probé por primera vez la alarma vibratoria de las pulseras de actividad (en su día Fitbit y hoy tengo la Xiaomi Mi Band S1) no hay mejor alarma que esta. Es como si alguien te tocara la muñeca ligeramente y, ¿lo mejor? Que puedes ponerte otras alarmas “insonoras” a lo largo del día. Solo le doy un toque al monitor para darme 5 minutos más en la cama y 2 toques para apagarla definitivamente.
  3. Me suena el teléfono, y no me entero. Creo que a todos nos ha pasado y nos pasa: tenemos el móvil en silencio, no nos enteramos de que nos llaman y preocupamos a los nuestros o nos perdemos llamadas importantes. A mi no me va lo de estar atenta al móvil cada 10 minutos, así que la pulsera me notifica cuándo me están llamando por medio de la vibración. Eso sí, hay que tenerla constamente conectada al dispositivo vía bluetooth. Hay monitores de actividad que puedes configurar para notificarte novedades de otras aplicaciones como Whastapp, los e-mails y demás.
  4. Conoce tu corazón. Un deportista que se precie debe aprender a escuchar su corazón y saber lo que le dice. Da igual la actividad que practiques, es de suma importancia conocer a cuánto esfuerzo puedes someter tu corazón y cuál es su estado en reposo y una pulsera de actividad te ayuda a llevar ese control. Las más avanzadas te dan el dato mientras practicas deportes, para otras necesitas usar el smartphone para obtener ese información. Ya se ha registrado un caso, en el que los médicos salvaron la vida de una persona que llevaba una pulsera de actividad que medía sus latidos.
  5. Corres o caminas a diario. Hoy en día las pulseras de actividad cuentan los pasos, distancia, intensidad y altitud de forma más precisa. Las personas que salimos a correr o caminamos varios kilómetros para ir a trabajar (mi caso) encontramos mucha información al usar un monitor de actividad. Los días en los que no cojo coche para trabajar quemo entre 400-500 calorías más debido a las caminatas que me pego hasta el trabajo.

¿Cuánto me puede valer una pulsera de actividad?

Llegados a este punto puedes que estés pensando en que sí, quieres una pulsera inteligente en tu muñeca, pero temes que sea muy cara.

La suerte es que hoy en día puedes hacerte con modelos muy completos por menos de 50€. La misma Xiaomi Mi Band S1 es un ejemplo increíble de todo lo que obtienes por 20€. Pero si eres exigente y quieres una pulsera con pantalla para las notificaciones, medición del ritmo cardíaco en todo momento y más funciones, deberás calcular que puedes gastarte aproximadamente hasta 150€. Si dispones de ese presupuesto, para mi la mejor opción es la Fitbit Charge HR.

Recuerda que en todo momento he hablado de pulseras de actividad, que no son lo mismo que los conocidos smartwatches o relojes inteligentes. Aunque la línea que divide ambos dispositivos es cada día más difusa, hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos, los smartwatches suelen ser mucho más caros que el precio indicado y pueden venir equipados de más funciones.

giphy (1)

Ahora dime, ¿te comprarías una pulsera de actividad o ya tienes una? 🙂

Samsung Charm, pulsera cuantificadora para “ir a la moda”

samsung charm

Ya lo decíamos al hablar de la última pulsera de Fitbit, “Alta“: La tendencia es que las futuras cuantificadores sean más finas, más elegantes y, por el momento, sacrifiquen funcionalidades por los aspectos estéticos. La verdad es que Samsung ha dado una sorpresa a todos los fans de estos dispositivos al ampliar su oferta de pulseras de actividad con Samsung Charm. Veamos los detalles que se han dado a conocer.

samsung charm pulsera actividad

La idea de la última Samsung Charm es dotar a los usuarios de una tecnología capaz de recoger nuestros datos de actividad física y por tanto, controlar nuestra salud, a la vez que llevamos un accesorio elegante, que den ganas de ponérselo para cualquier ocasión. Su funcionamiento es básico: cuenta pasos, distancia recorrida y calorías quemadas. Además, al conectarlo con nuestro smartphone también nos notifica de las llamadas, mensajes, citas del calendario o e-mails que recibimos. ¡No le podremos pedir mucho más!

samsung charm pulsera monotorizar

Como se puede apreciar en las fotografías que adelantó la compañía surcoreana, no dispone de pantalla, sino de un pequeño monitor cuadrado de bordes redondeados y equipado con luces LED que nos avisará de las notificaciones. Está disponible en tres colores: el archiconocido rosa cuarzo, negro y dorado.

Para mi sorpresa, la Samsung Charm funciona por medio de una batería de 17 mAh que dura aproximadamente medio mes. Se puede recargar a través de minúsculo dock de carga inalámbrica. Por otra parte, nos queda por saber si para usar la nueva pulsera de Samsung necesitaremos descargar una nueva aplicación en el smartphone o si podremos gestionar las funciones por la aplicación oficial.

app samsung charm

Por el momento tendremos que esperar para desvelar más detalles dado que la Samsung Charm saldrá a la venta en países como Corea del Sur, Francia, Italia y Rusia. No dudes que actualizaré este post en cuanto llegue a España 😉

samsung charm pulsera inteligente

¿Necesito un smartphone para usar una pulsera de actividad?

fitbit zip

No es fácil establecer hoy en día qué es un smartphone y qué no. La mayoría de los teléfonos que se fabrican tienen acceso a Internet y una serie de funcionalidades que inevitablemente los convierten en dispositivos avanzados si los comparamos a lo que antaño era un teléfono móvil.

Sin embargo esta es una duda que se plantea de forma habitual a la hora de buscar una pulsera de actividad que funcione a la perfección independientemente de si queremos conectar o no a un teléfono inteligente.

Si estás leyendo esto porque te ha surgido esta misma duda, te diré que sí: hay monitores de actividad que actúan independientemente de un teléfono móvil y los datos que recoge se pueden sincronizar a un ordenador en vez de un smartphone. Un ejemplo de es Fitbit Zip, que es uno de los primeros modelos de la marca californiana que se asemeja a un tamagochi y dispone de pantalla en la que se reflejan los pasos que has dado, las calorías quemadas y además, da la hora.

Como ves las funciones son muy limitadas, y es que hablamos de cuantificadores bastante viejos. La evolución de los monitores de actividad han hecho que cada vez dependamos más del teléfono móvil o que incluso, ambos dispositivos interactúen entre sí (ejemplo: cuando la pulsera nos avisa de que nos están llamando por teléfono por notificaciones o alertas de vibración).

Mi consejo es que si estás dispuesto a sacrificar ciertas funciones con las que se hace necesario conectar el teléfono móvil a la pulsera de actividad, escojas una pulsera con pantalla, que te permita ver los datos de calorías quemadas, distancia recorrida u horas de sueño desde el propio monitor o sincronizando los datos al ordenador.

Filtración de la próxima Xiaomi Mi Band

Todo apunta a que pronto tendremos una nueva versión de la Xiaomi Mi Band según las últimas filtraciones que vienen de la mano (y nunca mejor dicho) de CEO de la marca. Una fotografía en la que se le ve con una pulsera aparentemente cuantificadora con uno de los elementos que más se echan de menos en la última versión: ¡la pantalla!

xiaomi filtraciones

En él se puede ver que además de dar la hora, dispone de un botón con el podríamos interactuar sin necesidad de estar constantemente configurando las funciones desde la aplicación móvil. Hay rumores que apuntan que con este modelo, también podremos manejar un dron desde la pulsera, una función que, de ser cierta, sería el primer cuantificador en incorporarla.

Sin duda, si Xiaomi mantiene la relación calidad-precio al que nos tiene acostumbrados en todas sus líneas de producto, podríamos estar viendo la próxima pulsera de actividad que va a triunfar entre los adictos a la cuantificación. Por ahora, pienso seguir exprimiendo al máximo el último modelo que es el que uso habitualmente.

Fuente: Android4All

copa menstrual inteligente

Cuantificar el ciclo menstrual con una copa inteligente

Lo sé, no estamos ante una pulsera, sino ante lo que popularmente se denomina una copa menstrual. Un recipiente que se deposita en el interior de la vagina durante la menstruación para que todo el flujo se deposite en él y así, las mujeres prescindamos de materiales desechables como tampones, compresas y demás. Se trata de un recurso sostenible por ser reutilizable, higiénico porque evita olores y manchados y seguro.

Aunque este invento lleva un tiempo entre nosotras, la tecnología lo ha querido utilizar para llevarlo un poco más allá. La principal empresa fabricante de copas menstruales LOON Labs ha fabricado una copa menstrual capaz de recoger datos sobre la menstruación que se ven reflejados en la aplicación móvil.

copa menstrual inteligente

Para ello no solo analiza el ciclo menstrual, sino que además, mide el volumen de los fluidos y revisa su color. Parámetros que pueden ser útiles a la hora de conocer el comportamiento del cuerpo de una mujer durante esos días y poder contrastarla con el ginecólogo o conocer de antemano irregularidades.

La tecnología con la que está equipada la copa menstrual es la de un sensor Bluetooth 4.0 que se conecta al smartphone. También dispone de una batería que parecer ser una pila tipo botón y una antena que, al igual que la pila, se encuentra en la parte inferior de la copa; de esta manera ninguno de los componentes electrónicos llega a estar en el interior del cuerpo.

Por ahora, es una realidad que se ha materializado a través de una campaña de Kickstarter. Ya han logrado la mayoría del presupuesto que necesitaban recolectar, pero aún podemos aportar nuestro granito de arena para hacernos con una de estas copas menstruales inteligentes.