¿Necesito un smartphone para usar una pulsera de actividad?

fitbit zip

No es fácil establecer hoy en día qué es un smartphone y qué no. La mayoría de los teléfonos que se fabrican tienen acceso a Internet y una serie de funcionalidades que inevitablemente los convierten en dispositivos avanzados si los comparamos a lo que antaño era un teléfono móvil.

Sin embargo esta es una duda que se plantea de forma habitual a la hora de buscar una pulsera de actividad que funcione a la perfección independientemente de si queremos conectar o no a un teléfono inteligente.

Si estás leyendo esto porque te ha surgido esta misma duda, te diré que sí: hay monitores de actividad que actúan independientemente de un teléfono móvil y los datos que recoge se pueden sincronizar a un ordenador en vez de un smartphone. Un ejemplo de es Fitbit Zip, que es uno de los primeros modelos de la marca californiana que se asemeja a un tamagochi y dispone de pantalla en la que se reflejan los pasos que has dado, las calorías quemadas y además, da la hora.

Como ves las funciones son muy limitadas, y es que hablamos de cuantificadores bastante viejos. La evolución de los monitores de actividad han hecho que cada vez dependamos más del teléfono móvil o que incluso, ambos dispositivos interactúen entre sí (ejemplo: cuando la pulsera nos avisa de que nos están llamando por teléfono por notificaciones o alertas de vibración).

Mi consejo es que si estás dispuesto a sacrificar ciertas funciones con las que se hace necesario conectar el teléfono móvil a la pulsera de actividad, escojas una pulsera con pantalla, que te permita ver los datos de calorías quemadas, distancia recorrida u horas de sueño desde el propio monitor o sincronizando los datos al ordenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *